Asociación Cultural Emilio Carrère
a.cultural.emiliocarrere@gmail.com

martes, 9 de agosto de 2016

La Copa de Verlaine


La influencia de los poetas malditos caló en la vida de Carrère y ciertamente vemos esa influencia en sus obras. La copa de Verlaine fue escrita en 1918, obra donde podemos apreciar un claro ejemplo del influjo de la corriente decadentista.

Se entiende por Decadentismo al grupo de escritores y poetas, artistas y filósofos de su tiempo, cuya semilla del pensamiento se  desarrolla en Francia, a fines del siglo XIX. El argumento principal de esta corriente fue la de golpear a la moral y a los modales de la burguesía tradicional, bajo la tentativa de suprimir y distorsionar lo tradicional, resaltando la individualidad heroica y sumergiéndose en las más oscuras sensaciones de la sensibilidad humana.

La copa de Verlaine es una novela que se compone de 25 relatos, 25 pequeñas historias que cuentan y enfatizan al mismo tiempo, la vida malsana y perturbada de los personajes a quien  Emilio Carrere admiraba. Precisamente la primera de las historias toma el nombre de la obra, La copa de Verlaine,  ahí el autor cuenta la historia de un tal Pablo Verlaine, un viejo poeta consumido por el alcohol, un beodo con una prodigiosa pluma, capaz de escribir cientos de poemas, pero maldecido por su horrorosa y desafortunada forma de vivir.

En el relato, el autor intenta explicar la poderosa  solemnidad de un poeta,  que aunque con una vida desordenada, de alguna manera, era parte de su espíritu creador de poeta, podría decirse que era un mal necesario para poder aligerar la pluma y versar sin compromiso.

En las siguientes historias veremos esa misma línea, Carrère intenta con mucha fortuna, desenterrar el mundo al que están condenados los poetas y narradores de esta corriente literaria, nos referimos claro está a esos poetas oscuros, los poetas malditos.

En todas las historias que encontraremos tendremos un mismo eje narrativo; la bohemia, la sensación de incomprendidos y de  fatalismo típico de Carrère. Una versión casi impecable a la verdadera vida de los poetas malditos y demás escritores, que reflejan una vida ciertamente perturbada y porque no sombría, quizás por ello todas estas historias se desarrollan durante las noches, en lugares lúgubres y faltos de vida. Porque la decadencia, para bien o para mal, los acompaña ineludiblemente.






martes, 5 de julio de 2016

V Concurso de Microrrelato Emilio Carrère. (Bases)


1.       Podrán participar todos los autores que lo deseen y sean residentes en España, mayores de 16 años.

2.       Se aceptara tan solo un trabajo por concursante. Los trabajos, que se presentarán en lengua castellana, han de ser originales e inéditos y no haber sido premiados con anterioridad ni estar pendientes de fallo en cualquier otro concurso, ni haber sido publicados.

3.       La temática será libre.

4.       Los relatos tendrán una extensión mínima de 100 palabras y una máxima de 200, en formato DIN A4, escritos por una sola cara e interlineado sencillo (tipo de letra Times New Roman,  o Arial, cuerpo 12), en formato PDF.

5.       El Concurso de relato consta de dos categorías: LOCAL Y NACIONAL.
5.1.     LOCAL: Siendo exclusivamente para los vecinos del Distrito Fuencarral-El Pardo
5.2.     NACIONAL: Cualquier persona que viva en España o sea español.
*El participante tan solo podrá presentar se a una de las categorías, siendo motivo de anulación si se presenta a ambas.
6.       Presentación de los trabajos, se entregarán en formato digital, numeradas las páginas, preferiblemente en una letra cuerpo 12 (Arial o Times New Roman) e interlineado sencillo, en formato PDF. El original se enviará por correo electrónico  a:  certamenliterarioemiliocarrere@gmail.com
6.1.     En asunto se pondrá “V Concurso de Microrrelato 2016. Categoría Local” / “V Concurso de Microrrelato 2016. Categoría Nacional” y se ha de indicar la categoría a la cual se presenta el participante.
6.2.     En cuerpo del mensaje el título del relato. El correo electrónico irá acompañado de dos ficheros adjuntos en formato PDF, el primero de ellos con el relato titulado (ejemplo: mibarrio1.doc); el segundo con los datos del concursante (ejemplo: mibarrio2.doc), en dicho documento adjunto deberá figurar el nombre y apellidos del autor, número de dni o pasaporte y teléfono de contacto (preferentemente móvil), y la dirección del correo electrónico.

7.       Periodo de inscripción. El envío de los trabajos se realizara a partir del día 15 de Julio de 2016 hasta el día 5 de Agosto del 2016. No se aceptaran trabajos que se envíen antes o después de las fechas indicadas.

8.       El fallo del jurado se comunicará exclusivamente a los/las ganadores/as y se hará público en la página web:
El jurado podrá declarar desierto el concurso en el caso de considerar que ninguno de los trabajos presentados reúne los méritos suficientes para ser premiado. El fallo es inapelable.

9.       Se otorgaran los siguientes premios en ambas categorías:
PRIMER PREMIO
SEGUNDO PREMIO
TERCER PREMIO
Los relatos ganadores serán publicados en la web: http://emiliocarrere.blogspot.com.es/  Y https://aculturalemiliocarrere.wordpress.com/

10.    El autor o autora ganador/a estará obligado/a a asistir al acto de entrega de premios, cuya fecha de celebración será en Septiembre el día 2 a las 19:00h, en el salón de Actos del Centro Cultural Alfonso XII. La entrega de premios se realizara coincidiendo con las Fiestas Patronales de El Pardo.

11.    En caso de que el autor o autora ganador/a no pudiera asistir al acto, deberá recoger el premio una persona autorizada, lo cual se ha de comunicar con antelación.

12.    Los relatos ganadores quedarán en propiedad  del Certamen, que podrá difundirlos y reproducirlos libremente.

13.    La participación en este certamen implica la total aceptación de las presentes bases.


martes, 21 de junio de 2016

lunes, 13 de junio de 2016

Terror y Espiritismo Español


Emilio Carrère es uno de esos autores menos conocidos por haber practicado un género literario, el terror, no considerado por los ámbitos academicistas y cultos merecedor de figurar en los catálogos literarios. Es más prejuicio propio de nuestro país que sentir mundial, y por contraste en el mundo anglosajón a nadie le extraña que un escritor con vocación tenga que leer tanto a Shakespeare como a Stephen King. Carrère es, sobre todo, uno de esos escritores bisagras que unen dos tiempos y dejan abierta la puerta a generaciones venideras, que no toman su testigo. Pero es a la vez, singularmente, uno de los que inauguran el género del terror en España, y lo hace retomando la tradición gótica, incorporando el espiritismo, del que era devoto, y añadiendo además la retranca que practicamos aquí desde Sancho Panza, gracias a El Quijote. Vaya por delante que una de sus novelas se llama, con mucha guasa “los muertos huelen mal”.
Yo le descubrí por casualidad, al ganar uno de los premios de microrrelato que llevan su nombre. Sus herederos gestionan una asociación cultural en El Pardo de Madrid y perpetúan su memoria, con el acierto de regalar algunos volúmenes de los que la editorial Valdemar publica aún en su catálogo.
La lectura de sus libros me dejó algo despistado, pues sus referentes no son demasiado conocidos, así que, guiado por mi malsana curiosidad de divulgador, acudí a hemerotecas, y a páginas de eruditos de esas que se incorporan a la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes. Es a día de hoy la memoria de Carrère esquiva, pues él mismo vivió a medias entre la profesionalidad y la bohemia, y superando, como es habitual, con su biografía, sus novelas. Tuvo en un momento de su vida la fortuna de no tener que vivir de escribir, lo que le permitió la libertad de enviar a sus editores manuscritos inacabados, interpolando páginas de otros ya escritos. Después de haber cobrado, eso sí, un adelanto. Es, si me lo permiten, un regocijo saber que a veces el editor sufre también, y no sólo el autor sometido a sus dictados. Lo cierto es que a cambio de este escribir deslavazado, hay algo de incompleto en sus libros, y el mejor de ellos, La Torre de los 7 jorobados, puede que fuera rehecho y terminado por un negro literario. Lo mejor, que eso no quita al autor su justo valor como iniciador del género de terror en el siglo XX español.
Lo interesante de Carrère es que en sus novelas no sólo despliega una fantasía delirante, como en la citada Torre de los 7 jorobados, donde imagina una ciudad espejo de Madrid, con subterráneos que albergan torres medievales, pasadizos y palacios. El ambiente opresor y asfixiante de las mazmorras se tiñe de esa angustia propia de “El monte de las ánimas” de Gustavo Adolfo Bécquer, siempre contrastado por un personaje jorobado, a medias guasón, a medias payaso, que pone el contrapunto al miedo. Entroncando su obra con la auténtica generación que vino del siglo XX para hacer un viaje a través del alcohol y la prostitución, como Valle Inclán en sus “Luces de Bohemia”. Cito a ambos porque creo que Carrère es precisamente eso, una mezcla, si ello es posible, entre la puesta en escena del bohemio por excelencia, Valle-Inclán, los sainetes de los hermanos Arniches, y el tenebrismo romántico de Gustavo Adolfo Bécquer.
La primera generación universalmente conocida de jóvenes “modernos”, en cuanto a vivir del aire, salir de fiesta, y ser artistas, es la de los pintores reunidos en el París de fin de siglo (XIX), asociada a la absenta, al Moulin Rouge, y al can can. Su eco es internacional, y en menor medida lo vemos reflejado en el Londres al que acude el conde Drácula de la novela de Bram Stoker -que magistralmente reflejaría Coppola en su película estrenada en España como “Drácula de Bram Stoker”. Pero la influencia llega también a Madrid, y para mi gusto es la magistral “Luces de Bohemia” de Valle Inclán la que refleja su vertiente española.
Pero hay además en aquella generación de influencias, en la que yo sitúo a Carrère, un factor más, también proveniente del XIX, y muy presente en su obra. El espiritismo. El famoso magnetismo, lo paranormal, o cualquier otra denominación que manejemos, causó furor hace doscientos años, y las sociedades occidentales, a medias influidas por el Romanticismo, y a medias por los avances científicos, creyó posible hablar con los espíritus. Aunque no pueda afirmarlo con seguridad, por la lectura de sus novelas parece que el joven escritor lo practicara en su juventud, como un adolescente con la tabla de ouija, y que el hombre maduro lo aprovechara como eje argumental y motivo de sainete. Carrère no es uno, ni puede encuadrársele en un sólo género, y de los que mezcla, prevalece en sus narraciones uno u otro.
Termino, a este respecto, aludiendo a la película “La torre de los 7 jorobados”. Había leído antes la novela, y su versión cinematográfica no me gustó. Para hacerla comercial, fue acercada a un sainete de Arniches, perdiendo los interesantes matices del libro del autor. No creo que se hiciera de tal modo en su contra, sino que él mismo, con presencia en la Zarzuela y el Teatro, la adaptó al cine con una interpretación personal sobre cómo debía ser un guión. El problema, claro, es que su director, Edgar Neville, era fantástico, un clásico de nuestro cine, que supera el guión con una fotografía, una puesta en escena, y un desarrollo que marca una cita ineludible con los estudiantes de cine, y con los amantes del género en blanco y negro. Prefiero la novela, pero la cinta es, a pesar de ello, fantástica, y ayuda a comprender al autor.
Mi conclusión final es que la editorial Valdemar está haciendo una gran labor cultural al recuperar a Carrère, y que todos los escritores españoles que quieran escribir sobre terror deberían, al menos, considerar ese contrapunto humorístico del autor. Los libros de miedo son muy serios, y salvo en autores rusos, más cercanos al género de la ciencia ficción, como Arkadi y Borís Strugatisky (muy conocidos por “Picnic extraterrestre”) no es nada habitual encontrarlo en ellos. El recuperador del terror para el best seller, Stephen King, parece no saber qué es reírse. Y sus emuladores y seguidores, no digamos. En clave de español, fue Cervantes quien nos enseñara la fuerza dramática que adquiría un personaje serio cuando un bufón se reía de él, idea que tomaba de la literatura italiana y la medieval. Después de El Quijote fue casi obligado hacer un Sancho en la novela, y si alguien supo hacer semejante cosa, fue Carrère.


sábado, 11 de junio de 2016

Emilio Carrère y Valdemar


Como muchos sabéis nuestro autor estuvo durante muchos años perdido, pasando casi inadvertido en las librerias, sus obras y escritos apenas se conocían, ya no se estudiaba en los libros de texto, parecía abocado a quedar perdido en el tiempo.
Si bien es cierto que durante su vida, fue autor de fama y conocido en todo Madrid, pues sus versos se oían por las callejas de la gran ciudad, tras su muerte y el paso de algunos años, nuestro autor cayo en el malditismo del olvido.

Pero desde hace algunos años, comenzamos a ver el nombre de nuestro autor vuelve a las calles de su querido Madrid, de la mano de la Editorial Valdemar podemos ver varias de sus obras reeditadas de nuevo, lo que es de agradecer.







Editorial Valdemar es una editorial independiente, con sede en Madrid, especializada en publicar obras clásicas de la narrativa gótica, la literatura fantástica, la ciencia-ficción y literatura de terror, entre otros géneros.

Fundada en 1989 por Rafael Díaz Santander y Juan Luís González, acumula un fondo editorial de más de seiscientos títulos, la mayoría de ellos referentes internacionales de la narrativa de género, cuidadosamente traducidos por algunos de los mejores especialistas de España.

Mas información: http://www.valdemar.com/



miércoles, 1 de junio de 2016

ESTRENAMOS NUEVA PÁGINA!


Con motivo de la Fundación de La Asociación Cultural Emilio Carrère hace ya dos años, parece mentira como pasa el tiempo... Hemos decido que, como regalos de cumpleaños, puesto que el día 8 de Junio se cumplirán los dos años exactamente, nos merecíamos una pagina web independiente!!
Y así dejamos, de este modo, el blog queda dedicado exclusivamente a nuestro querido escritor: EMILIO CARRÈRE.

Seguiremos publicando en ambas paginas, en esta: http://emiliocarrere.blogspot.com.es/ os contaremos todas las novedades, antigüedades, curiosidades y demas relacionadas con Emilio Carrère.
En la nueva pagina, dedicada a las acciones y ocupaciones de La Asociación Cultural Emilio Carrère, compartiremos y os tendremos al tanto de todas las actividades que organicemos!!




Recordaros, por supuesto, que también podéis seguirnos en las redes sociales:
Twitter: @AC_ECarrere

miércoles, 25 de mayo de 2016

I FERIA DEL LIBRO. EL PARDO 2016

I FERIA DEL LIBRO
EL PARDO

ASOCIACIÓN CULTURAL EMILIO CARRÈRE



Una de las actividades que La Asociación Cultural Emilio Carrère quiere realizar, es hacer llegar la cultura a la gente, hacerla cercana, divertida, hacer que la cultura sea parte de la vida de todos.
La Lectura es una parte muy importante tanto en niños o jóvenes como en personas adultas, puesto que es una parte muy importante de la formación de la persona. Desde La Asociación Cultural Emilio Carrère siempre hemos abogado por extender el placer de la lectura, queremos hacer llegar la cultura allá donde podamos, y creemos que está es una forma maravillosa de hacerlo. Aprovechando la gran feria del libro de Madrid hemos querido trasmitir ese espíritu y llevarlo a El Pardo.
Hacer llegar la pasión de la lectura a todos los vecinos y visitantes, ayudando además a una buena causa. No hemos querido que está feria del libro; sea una feria del libro más, por un lado será la Primera que se celebre en el Pardo y además será una feria del Libro solidaria, puesto que lo recaudado con los libros, será donado a una ONG. ( www.tuuulibreria.org  y www.asociacionmayas.org ).
La idea es que los vecinos y visitantes puedan adquirir los libros al precio que ellos consideren, de esta forma además llevamos otro mensaje y es que el dinero no sea una barrera para la lectura.
La I Feria de El Libro de El Pardo, tendrá lugar el día 29 de mayo, previsto en horario de mañana de 11:00 a 14:00h, los libros estarán expuestos en el templete del Parque de la Mar Oceana,  donde cualquier persona podrá ojearlos y si así lo desea dar un donativo y llevarse el libro.
Los libros estarán colocados sobre unas mesas, y una serie de voluntarios ayudaran o aconsejaran a los vecinos y visitantes.



La organización, el montaje y desmontaje correrá a cargo de La Asociación Cultural Emilio Carrère, así mismo contaremos con la colaboración de La Asociación Vecinal de El Pardo